¿Qué es el ciclo tebano?

El ciclo tebano, en griego Θηβαϊκὸς Κύκλος, son un conjunto de cuatro poemas perdidos escritos en la Época Arcaica de la Antigua Grecia, entre los siglos VIII y VII a. C. Estos narran la historia de Edipo y la guerra entre Tebas y Argos en versos dactílicos hexámetros. Estos poemas eran Edipodia, escrito probablemente por Cinaetón; Tebaida, de autor incierto; Epígonos, atribuido a Homero o Antímaco de Teos; y Alcmeonis, de autor desconocido. A diferencia del ciclo épico, ninguno de estos poemas se ha conservado íntegramente hasta la actualidad y sólo se conocen algunos fragmentos. No obstante, se sabe de su contenido por lo que se puede inferir de estos y por obras posteriores que fueron inspiradas por estos poemas, como Los siete contra Tebas de Esquilo, de Esquilo; Edipo Rey, Edipo en Colono y Antígona de Sófocles; y Las Suplicantes y Las Fenicias de Eurípides.

Varios historiadores han señalado que los sucesos narrados en el ciclo tebano posiblemente fueron acontecimientos históricos, distorsionados levemente para que fueran llamativos narrativamente. Con el fin de comprobar esta teoría, se han realizado varias expediciones arqueológicas, inspiradas por las expediciones del arqueólogo alemán Heinrich Schilemann, quien descubrió la ciudad de Troya, que se creía mitológica hasta entonces. Estas expediciones descubrieron la ciudad de Tebas y constataron su gran importancia en la época debido al tamaño de las ruinas. Asimismo, han descubierto que la ciudad contaba con una férrea defensa, pues se encontraron murallas de hasta cinco metros de altura. Así, se cree que la ciudad fue destruida en la época micénica producto de la guerra contra Argos, aunque no se han descubierto las siete puertas. Lo que sí sospecha es que el oráculo de Delfos haya sido un elemento agregado posteriormente al relato, al igual que nombres como los de Lábdaco, padre de Layo y abuelo de Edipo.

¿Cuáles son los poemas del ciclo tebano?

Como se ha dicho anteriormente, los poemas del ciclo tebano son:

  • Edipodia: en este poema se narra la historia de Edipo, hijo de Yocasta y Layo, reyes de Tebas quienes lo abandonaron cuando era un bebé. Este fue criado entonces por Pólibo y Peribea, reyes de Corinto. Siendo joven, Edipo recibió la profecía de que terminaría matando a su padre y casándose con su madre, por lo cual se marcha de Corinto. En este viaje, asesina a Layo y llega Tebas, donde resuelve el acertijo de una Esfinge que tenía asolada la ciudad. Por ello, los ciudadanos lo nombran rey y Edipo se casa con la reina, Yocasta. Cuando Edipo se da cuenta de que ha cometido los crímenes que decía la profecía, se arranca los ojos y es expulsado de la ciudad por sus hijos, Polinices y Eteocles. Edipo es acompañado en su exilio por su hija, Antígona, hasta Colono, donde finalmente muere.
  • Tebaida: en este poema se narran los sucesos ocurridos después de la muerte de Edipo. Debido a que lo habían expulsado de su ciudad, este había maldecido a sus hijos, Eteocles y Polinices, jurando que se matarían el uno al otro. Ante la ausencia de poder, estos dos habían acordado turnarse el trono de Tebas, pero Eteocles, una vez terminó su gobierno, no quiso cederle el poder a Polinices. Entonces este se fue de Tebas y se alió con los guerreros de Argos para recuperar su trono por la vía militar. Así se inició una guerra en la que ambos hermanos se asesinaron entre sí, tal y como había dicho su padre; mientras el conflicto fue ganado por los defensores de Tebas. El trono de esta ciudad cayó en manos del hermano de Yocasta, Creonte, quien mandó a elaborar un gran funeral para Eteocles y prohibió que el cuerpo de Polinices fuera enterrado y llorado como se debía por su traición. Como Antígona desobedece esto, Creonte la condena a ser enterrada viva; pero esta se suicida ahorcándose en su lugar. En consecuencia, Creonte se gana el desprecio de los tebanos y de su hijo, Hemón, quien se había prometido a Antígona e intenta apuñalarlo por su crimen; aunque falla y termina matándose a sí mismo sobre el cuerpo de su amada.
  • Epígonos: en este poema se narra una nueva expedición de Argos contra Tebas, la cual fue dirigida por Adrasto y los hijos de los capitanes de la primera expedición, conocidos como epígonos. En ese momento, Tebas era gobernada por Laodamante, hijo de Eteocles. Durante este combate, Laodamante consigue asesinar a Egialeo, el líder de los epígonos; pero es asesinado por Alcmeón. Entonces, siguiendo un consejo dado por Tiresias, todos los tebanos abandonan la ciudad para no sufrir las consecuencias de la ocupación. Más tarde entran los argivos en Tebas y la encuentran desierta. Es probable que en este poema también se narrara la muerte de Tiresias.
  • Alcmeonis: en ese poema probablemente narrarían los hechos ocurridos después de la destrucción de Tebas. Así, se narraría cómo Alcmeón se da cuenta de que su madre, Erífile, lo instó a formar parte de la expedición contra Tebas por culpa de un collar y un peplo que le había regalado Polinices y que habían sido fabricados por la diosa Harmonía. Siguiendo el consejo que le diera su padre, Anfiaro, antes de morir en la primera expedición y el consejo de un oráculo de Apolo, Alcmeón mata a su madre con ayuda de su hermano Anfíloco. Como consecuencia, Alcmeón enloqueció por culpa de las Erinias, quienes lo perseguían por su crimen. Luego se purificó en Psófide gracias a Fegeo y se casó con su hija, Arsínoe o Alfesibea, a quien regaló los objetos de Harmonía. No obstante, Psófide fue azotada por la hambruna como producto de la maldición de su madre muerta, así que Alcmeón se marchó con destino al río Aqueloo. Aquí conoció a Calírroe, de quien se enamoró y quien le pidió los tesoros de Harmonía. Alcmeón entonces volvió a Psófide y le pidió los tesoros a su antigua esposa con la excusa de dedicarlos a Delfos; pero esta se enteró, después de entregárselos, que eran para otra mujer y envió a sus dos hijos a que mataran a su padre. Alcmeón es asesinado por los hijos que tuvo con Arsínoe y estos son asesinados por los hijos que Alcmeón tuvo con Calírroe.