¿Qué es El origen de las especies?

El origen de las especies es un ensayo publicado por el naturalista inglés Charles Darwin el 24 de noviembre de 1859 en Reino Unido por la editorial John Murray. Este libro despliega la teoría de la biología evolutiva, según la cual las especies evolucionan a lo largo del tiempo para adaptarse a su ambiente por medio de la selección natural. De tal forma que sobreviven los individuos más aptos de una especie, los cuales le heredan sus características a las generaciones posteriores. Para sostener esta teoría, Darwin incluyó en su libro pruebas que había reunido en su expedición del Beagle durante la década de 1830 y descubrimientos que había realizado con posteridad. Si bien anteriormente ya se habían formulado ideas evolucionistas para tratar de explicar los descubrimientos biológicos de la época, la comunidad científica seguía anclada a la Iglesia como parte de la teología natural y a la teoría del diseño inteligente. Es por ello que la publicación de Darwin fue revolucionaria, pues supo argumentar de forma contundente la teoría evolucionista, que daría pie al desarrollo de la biología como disciplina científica.

Uno de los grandes aciertos de El origen de las especies, que inicialmente se titulaba On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life (El origen de las especies por medio de la selección natural o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida), fue que el libro se escribió para poder ser comprendido por el público en general y no por un público especializado, lo cual generó un gran interés por el evolucionismo. Además de esto, Charles Darwin contaba con un gran prestigio dentro de la comunidad científico, por lo cual su publicación generó un importante debate filosófico, científico y religiosos. Dicho debate terminó con la separación de la ciencia, en especial de la comunidad científica inglesa, de la iglesia, lo cual fue promovido principalmente por filósofo y biólogo Thomas Huxley y sus colegas del X Club, como Edward Frankland, Joseph Dalton Hooker, John Lubbock, John Tyndall y Herbert Spencer, entre otros.

La teoría darwiniana se remonta a cuando este naturalista se encontraba estudiando medicina en la Universidad de Edimburgo, donde ingresó al grupo estudiantil de la Sociedad Plineana, dedicado a la historia natural. Aquí Robert Grant le transmitió su entusiasmo por la transmutación de las especies mientras investigaban invertebrados marinos. Más tarde, Darwin ingresó a la Universidad de Cambridge y conoció la teología natural de John Stevens Henslow y los postulados de John Herschel, William Paley, Alexander von Humboldt y Adam Sedgwick. Para 1832, se unió como geólogo y naturalista a la expedición del Beagle, donde descubrió fósiles de animales extintos que guardaban cierta relación con los animales vivos de los lugares que visitaba y poblaciones de animales que tenían grandes diferencias con poblaciones de otras latitudes, como el caso de los pinzones. Así llegó a la idea de que las especies mutaban y de que el mismo ser humano provenía de los primates conclusión a la que llegó luego de observar por primera vez a los orangutanes y sus similitudes con las personas.

¿Cuáles son los argumentos de El origen de las especies?

Los principales argumentos que Charles Darwin expone en El origen de las especies son:

  • Cada especie cuenta con la suficiente fertilidad como para hacer crecer su población si todos sus descendientes y estos logran reproducirse.
  • Si bien hay cambios periódicos a lo largo del tiempo, las poblaciones tienden a mantenerse del mismo tamaño.
  • Los recursos naturales, como los alimentos, sin estables y limitados a lo largo del tiempo.
  • Dado que los recursos son limitados, los individuos deben competir entre sí por su supervivencia.
  • Los individuos de una determinada población son diferentes a los de otra.
  • Esta variación entre diferentes especies se debe a la herencia genética.
  • Los individuos de una población que estén menos adaptados a su ambiente cuentan con menores posibilidades de sobrevivir y, por tanto, de reproducirse y de heredar sus genes.
  • Los individuos de una población que están más adaptados a su ambiente cuentan con mayores posibilidades de sobrevivir y, por tanto, de reproducirse y heredarle a las generaciones futuras sus características.
  • Los dos casos anteriores conforman la selección natural, que podría resumirse como la supervivencia del más apto.
  • La selección natural es un proceso lento que genera grandes cambios en una población para que esta se adapte al entorno.
  • Con el paso del tiempo, las diferentes variaciones se acumulan y dan como resultado el nacimiento de nuevas especies.