¿Qué es un epíteto?

Un epíteto es un adjetivo calificativo que señala las principales cualidades de algo. Por ejemplo, la nieve fría o el fuego abrasador. Estos adjetivos suelen ser tan característicos, que pueden usarse como sinónimo del sustantivo sin necesidad de nombrarlo. Ejemplo de ello se puede encontrar en los epítetos del Dios cristiano, al cual se puede hacer referencia con los epítetos de Padre y Altísimo. El término epíteto proviene de los vocablos griegos epítheton (ἐπίθετον) y epítetos (θετος), que se pueden traducir como “agregado”. Los epítetos pueden ser ppeyorativos y negativos, o apreciativos y positivos. Por ejemplo, Pepe Botella y Felipe el Hermoso, respectivamente.

El uso de epítetos es tan antiguo, que no se sabe a ciencia cierta de qué edad proviene. Se sabe que ya era utilizado en el mundo grecorromano, tanto para los dioses como para las personas ilustres. Así, dentro de la Iliada de Homero, Zeus recibe los epítetos de crónida, olímpico, gloriosísimo, soberano, máximo, próvido, altitonante y pelásgico, entre otros; y la diosa afrodita recibe los epítetos de áure, riseuña, cípride, dorada, amante de la risa e hija de Zeus; mientras que Odiseo recibe los epítetos de astuto, el ingenioso, de ánimo paciente, padre de Telémaco, fecundo en ardides y famoso por su lanza, entre otros; y Aquiles recibe los epítetos de pélida, implacable, eácida, deiforme, semejante a los dioses, divino, pastor de hombres, asolador de ciudades y mejor de los aqueos, entre otros.

Más allá de los personajes mitológicos y legendarios, los epítetos también eran utilizados para las personas reales, como, por ejemplo, Alejandro III de Macedonia, más conocido con su epíteto de Alejandro Magno (Alejandro el Grande). Esta tradición fue heredada por los romanos y, más tarde, por los nobles y los monarcas europeos. Por ejemplo, Juana la Loca, Felipe el Hermoso, Fernando el Católico y Francisco I Doppelkaiser (Doble emperador); y los epítetos incluso fueron usados con los gobernates extranjeros y enemigos, como Atila, el Azote de Dios. Además de Europa, el uso del epíteto se puede encontrar en la mitología y en la nobleza de distintas culturas africanas, americanas y asiáticas. Probablemente, los epítetos sean el origen de los apodos que usamos actualmente con las personas conocidas.

Además de la vida real y la mitología, en la actualidad también se utilizan epítetos para los personajes ficticios. Por ejemplo, Romeo y Julieta son conocidos como los Amantes cruzados por las estrellas; el mio Cid es conocido como Campeador; El Quijote es conocido como El caballero de la triste figura; Batman es conocido como El caballero de la noche; Batman y Robin son conocidos como El dúo dinámico; Superman es conocido como El hombre de acero; Gokú es conocido como El súper saiyajín legendario; etc.