La filosofía moderna es el pensamiento filosófico desarrollado entre el siglo XVII y el siglo XX. Pese a esto, no está claro si dentro de ella se debe agrupar la filosofía renacentista y la del siglo XX, como el existencialismo o la fenomenología. Su principal característica es anteponer la gnoseología a la metafísica, por lo que su búsqueda se centró en aquello que podía conocerse y no en cuestiones que estuvieran fuera del alcance de los sentidos o de la razón.

¿Cómo surge la filosofía moderna? ¿Cuándo comienza la filosofía moderna?

El origen de la filosofía moderna se da con el método de René Descartes en el siglo XVII, en un periodo conocido como “Edad de la Razón”, el cual sucedió al Renacimiento y antecedió la Ilustración.  Este método consta de cuatro pasos: evidenciar un fenómeno dudando de su posible explicación, dividir este en sus partes fundamentales para estudiarlas por separado, reagrupar las partes en el todo y, finalmente, enumerar las conclusiones. De esta forma, Descartes introdujo la duda y el método científico a la creación de conocimiento, abriendo el camino para que la filosofía y las demás ramas del saber fueran sistematizadas.

Así, se generó un debate acerca de si el conocimiento podía obtenerse a través de la razón (racionalismo) o a través de la experiencia (empirismo), que finalmente fue resuelto por Immanuel Kant en su Crítica de la razón pura, argumentando que el conocimiento provenía de la experiencia, pero era mediado por nuestros conocimientos previos, los cuales nos permitían conocer el mundo a través de estructuras ya definidas.

Luego de esto, vino la Ilustración en el siglo XVIII, también conocido como el Siglo de las Luces. A partir de la Revolución Francesa, los esfuerzos de los principales pensadores de la época estuvieron centrados en resolver la forma en la que estaba organizado el mundo a través del conocimiento, entendiendo que este podía salvar al ser humano de la tiranía, las creencias sin fundamento y la ignorancia. De esta forma, surgieron varias revoluciones que buscaron la igualdad del hombre y sistemas de gobierno más justos.

¿Cuáles son las escuelas de la filosofía moderna?

Filosofía del Renacimiento: nace en oposición a la Escolástica y el dogma, elevando el valor del ser humano por encima del de Dios. De esta forma, se buscó entender el mundo como un sistema de leyes naturales y fenómenos explicables por el conocimiento del hombre.

Racionalismo: podría sintetizarse con la frase de René Descartes, “pienso luego existo”. También en oposición a la Escolástica, buscaba entender el mundo mediante la razón y el método científico. Sus principales pensadores fueron René Descartes, Baruch Spinoza, Gottfried Leibniz y Christian Wolff.

Empirismo: en oposición al racionalismo, entiende que el conocimiento surge principalmente por la experiencia y no por la razón. De tal manera que los filósofos adscritos a esta pensaban que los resultados de la experiencia hablaban por sí mismos. Sus principales representantes fueron John Locke, George Berkeley, David Hume y Francis Bacon.

Filosofía política: estudió los tópicos de la justicia, la política, la ley, la libertad, la propiedad y los derechos, además de aspirar a crear un código legal que reforzara la autoridad. Algunos de sus principales representantes son Voltaire, Jean-Jacques Rousseau, Montesquieu, Thomas Hobbes, John Stuart Mill, Jeremy Benthan, Karl Marx y Friedrich Engels.

Idealismo: surge en oposición a las ideas del empirismo y del racionalismo que creían que el conocimiento dependía de la experiencia o de la razón únicamente. De esta forma, se llegó a la conclusión de que el conocimiento obtenido por los sentidos era entendido únicamente bajo los pensamientos y los sistemas de valores de cada quien. Sus principales representantes son Immanuel Kant, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Arthur Schopenhauer, Friedrich Wilhelm Joseph Schelling, Francis Herbert Bradley y Johann Gottlieb Fichte.