¿Qué es Hakuna matata?

Hakuna matata es una expresión propia del idioma africano suajili que quiere decir “sin problemas”, pues las dos palabras traducen, literalmente, “no hay” y “problemas”, respectivamente. Por lo mismo, también se entiende y se traduce esta expresión como “no hay problema”, “vive y sé feliz” o “no te preocupes”. Por todo lo anterior, esta frase se encuentra estrechamente relacionada con la expresión latina Carpe Diem, que traduce “vive el día”, “vive el presente” o “aprovecha el momento”. Así, ambas expresiones hacen referencia a un estilo de vida despreocupado y guiado hacia la felicidad.

Esta frase es de uso común en el este de África, principalmente en los países donde el suajili es una lengua oficial, como lo son Ruanda, Tanzania, Kenia, Uganda, República Democrática del Congo y Comoras; además de estas naciones, este idioma, y por tanto la expresión Hakuna matata, se pueden encontrar en Burundi, Somalia, Mozambique, Zambia, Malaui y Madagascar, entre otros países africanos, pues el suajili es hablado por al menos 45 millones de personas.

Así, la expresión Hakuna matata se puede encontrar en distintas expresiones de la cultura africana. Por ejemplo, en la canción “Jambo Bwana” (Hola, señor) del grupo musical keniano Them Mushrooms, también conocido como Uyoga. Esta canción, cuya lírica se encuentra en idioma suajili, repite en su estribillo varias veces la frase Hakuna matata. Poco después de que esta canción fuera producida en 1982, se convirtió en un rotundo éxito en Kenia, logrando vender 200 mil copias en menos de cinco años y consiguiendo la certificación Platino de ese país. Esta canción luego fue más tarde reinterpretada por la banda eurocaribeña alemana Boney M. en 1983 y lanzada en el séptimo álbum de la banda, Ten Thousand Lightyears, cosechado un gran éxito en Europa.

Sin embargo, pese a todo lo antes mencionado, la expresión Hakuna matata no alcanzaría reconocimiento mundial sino hasta la producción de la película de Disney El rey león, de 1994. En este film, Timón y Pumba, un suricato y un jabalí, introducen a Simba en su vida despreocupada para que así pueda olvidar los problemas de su pasado. De esta manera, le cantan el tema Hakuna Matata, escrito por Elton John y compuesto por Tim Rice. Tras el estreno de la película, la canción obtuvo una nominación en los Premios Óscar a Mejor Canción Original y poco después fue catalogada como una de las mejores 100 canciones de toda la historia del cine.