¿Cuál es la Historia del Himno nacional de España?

La Marcha Real, también conocida como Marcha de Granaderos o Marcha Granadera anteriormente, es el himno nacional de España. Este fue compuesto por el músico, compositor y director español Manuel de Espinosa de los Monteros, según lo que reza una partitura compilada en el Libro de la Ordenanza de los Toques de Pífanos y Tambores que se tocan nuevamente en la Infantería, compuestos por Don Manuel de Espinosa. 1761, siendo uno de los primeros himnos nacionales de Europa. No obstante, algunas personas creían que el verdadero autor era el rey Federico II de Prusia, cuya pasión por la música era conocida por todos.

Este rumor fue extendido por La España militar en 1861 y por El Espíritu Público en 1864, de la mano del coronel Antonio Vallecillo. Según lo narrado por este último, Federico II le habría regalado el himno al militar español Juan Martín Álvarez de Sotomayor, quien estaba hospedado en su corte por orden del rey Carlos III con la intención de que aprendiera estrategias militares de los prusianos. La misma historia es repetida en 1868 con personajes distintos, en donde es el conde de Aranda, Pedro Pablo Abarca de Bolea, quien recibe el himno de manos de Federico II. Así, podemos encontrar múltiples publicaciones sobre la historia apócrifa hasta 1903. Cinco años más tarde, la Enciclopedia Espasa incluyó el mito entre sus páginas.

Más allá de estas elucubraciones ficcionales, se sabe que en 1770 el rey Carlos III declaró esta composición como Marcha de Honor, siendo interpretada cada que se realizaban actos públicos y solemnes. Es por esta razón que las personas comenzaron a denominarla como himno nacional, por su relación con el poder monárquico y político. Luego de que La Marcha fuera convertida en himno nacional de facto por el vulgo, la reina Isabel II la oficializó como tal. Desde entonces, La Marcha fue el himno nacional de España desde 1770 hasta 1873, cuando fue cooficial en la Primera República; desde 1874 hasta 1931, cuando se oficializó el Himno de Riego en la Segunda República; y desde 1937 hasta la actualidad, cuando Francisco Franco Bahamonde le restableció su oficialidad en los territorios que tenía bajo su poder en la guerra civil y después en toda España cuando terminó la guerra.

Para 1857, el compositor ruso Mily Balakirev compuso la Obertura para orquesta sobre el tema de una marcha española, op. 6 sobre La Marcha, con dedicación a Ludmila Iwanowna Schetakowa. En 1908, se estableció que el himno debería ser interpretado con la armonización compuesta por el compositor y director español Bartolomé Pérez Casas. Así, esta pasó a ser oficial luego del Real Decreto 1560/1997, firmado del 10 de octubre de 1997, con lo cual los derechos de autor sobre la composición pasaron a manos del Reino de España y dejaron de ser propios de los herederos de Bartolomé Pérez Casas, quienes los cedieron voluntaria y gratuitamente. Según lo que dicta este documento, La Marcha debe interpretarse con tonalidad de Sib mayor, un tempo de ♩=76, 52 segundos de duración y un esquema AABB. En la actualidad, La Marcha Real que se conoce es la versión del maestro y militar español Francisco Grau Vegara, que sustituyó a la de Pérez Casas.