¿Qué fue la patria boba?

La Patria boba es la forma como se conoce al periodo de la historia de Colombia que inicia el 20 de julio de 1810 con la Declaración de Independencia y que termina en 1816 con la Reconquista española. Este periodo recibe su nombre por la división que se gestó entre los ciudadanos y por los conflictos internos que sumieron a la Nueva Granada en la inestabilidad política, impidiendo su independencia de España. La principal discusión que desató esta serie de problemas tuvo que ver con el modelo de país que querían construir los criollos: mientras unos apoyaban el federalismo, otros buscaban el centralismo; aunque la independencia no estaba del todo conseguida. Es por ello que la Nueva Granada fue reconquistada por España, pues la polarización era tal, que los independentistas fueron incapaces de organizarse y defenderse adecuadamente.

Todo comenzó luego de los acontecimientos del 20 de Julio en Santafé, cuando se creó la Junta de Gobierno de Santafé, lugar donde estaba concentrado el poder del Virreinato de la Nueva Granada, y cuando se arrestó a Antonio José Amar y Borbón, virrey de la colonia. Como jefe de la Junta, se nombró a José Miguel Pey de Andrade, quien se convirtió en el primer gobernante criollo de Nueva Granada; y más tarde se constituyeron las Juntas Provinciales de Mariquita, Neiva, Nóvita, El Socorro, Pamplona y Santafé, que se reunieron el 22 de diciembre de 1810 para formar la República Soberana de las Provincias Unidas de Nueva Granada. No obstante, el congreso se instaló en la capital sin llamar a las otras provincias y sin resolver si el sistema constituido sería federal y si se seguiría dependiendo de España.

Así, mientras el Estado Libre de Cundinamarca se esforzaba por llevar las riendas de la República, en otras ciudades aparecieron otras constituciones como las de Antioquia, Cartagena, Mariquita, Neiva y Tunja. Pese a estos problemas, se conformó la Asamblea Nacional Constituyente y el Congreso en marzo de 1811, en Santafé, teniendo por jefe de estado a Jorge Tadeo Lozano. Desde aquí, se promulgó el 4 de abril de 1811 la Constitución de Cundinamarca, que extendía su ley por el resto de provincias. Pero al poco tiempo, Tadeo Lozano se vio obligado a dimitir y fue reemplazado por Antonio Nariño. En octubre de ese mismo año, se convocaron elecciones en la Provincia de Tunja y se estableció de manera oficial la república de las Provincias Unidas de la Nueva Granada. Como presidente temporal, fue elegido Don Pedro Groot, y como presidente interino, a Antonio Nariño.

No obstante, el 4 de octubre de 1812 fue elegido Camilo Torres como presidente, y este declaró la república como federalista, estando en contra de las ambiciones de Antonio Nariño y Simón Bolívar, entre otros partidarios del centralismo. De igual forma, los federalistas buscaban crear un Estado que no dependiera del clero; mientras los centralistas buscaban el apoyo de la Iglesia. Fue por estas diferencias que entre 1812 y 1813 estalló una guerra civil entre ambas partes. Los federalistas, comandados por Antonio Baraya, fueron finalmente derrotados en Bogotá, a comienzos de 1813. Debido a esto, Antonio Nariño se creyó con la suficiente fuerza como para vencer a los realistas, las regiones que seguían fieles al rey español, así que se dirigió al sur, donde fue derrotado en Pasto y hecho prisionero. Ordenado por el Congreso, Simón Bolívar invadió Santafé y sometió a Cundinamarca para que conformara la Unión; pero estos esfuerzos fueron vanos porque Fernando VII había logrado, durante este tiempo, recuperar el poder tras las batallas napoleónicas. Así, envió las fuerzas realistas, comandadas por Pablo Morillo, y derrotó a los independentistas en 1816. Tras esto, varios de los principales líderes de la revolución y la constitución fueron ejecutados, como Camilo Torres.