¿Qué es la libre empresa?

La libre empresa es el concepto con el cual se hace referencia, como su nombre lo indica, a la capacidad de las personas de constituir empresas dentro de un territorio específico y bajo una normativa legal coherente y justa, sin la intermediación del Estado u otras entidades. Este derecho es defendido por los pensadores del liberalismo como parte del sistema económico capitalista, y se encuentra vigente en la mayoría de los países del mundo. La libertad económica fue implantada en Estados Unidos luego de su independencia, cuando se buscaba crear una economía basada en el pensamiento de Adam Smith. Este propuso que las empresas deberían constituirse como entidades privadas, y que su disolución o aparición dependerían únicamente de qué pudieran aportar al público. De esta forma, la libre empresa americana se erigió ante el capitalismo clientelar implantado por el Imperio Británico, según el cual el éxito o fracaso de una empresa estaba decidido por la relación entre el comerciante y los funcionarios del gobierno de turno.

El concepto de libre empresa luego se trasladó al viejo continente, en donde pasó a hacer referencia al sistema capitalista de libre mercado, fundamentado por las empresas individuales y familiares de la primera etapa de la Revolución industrial (mediados del siglo XVIII y principios del siglo XIX). Para el mismo siglo XIX, las empresas lograron acumular un capital que ya no podía ser controlado por un único inversor, por lo que comenzaron a constituirse empresas con la inversión en bolsa a través de la sociedad anónima y las acciones. Luego de la Segunda Revolución Industrial (entre 1850 y 1914, aproximadamente), las grandes empresas comenzaron a monopolizar los mercados a través de tácticas como el holding (empresas que administran otras empresas), el trust (unión de varias empresas dedicadas a la creación de un mismo tipo de producto) o el cártel (alianza entre diferentes empresas de una misma actividad para fijar precios, políticas, ofertas y demás). De manera que la libertad de empresa se vio limitada por unas condiciones de competencia injustas.

Para combatir esta clase de tácticas monopolistas, algunos Estados intervienen en la economía nacional con el fin de fijar unas leyes justas para todos los emprendedores, de manera que todos tengan las mismas oportunidades. No obstante, el intervenir el mercado para defender sus libertades es una paradoja que ha tenido en un constante debate a diferentes economistas. Así, se han construido varias instituciones que buscan acabar con los monopolios y las injusticias propias de los mercados, como el Círculo de Empresarios en España, el Atlas Network en Estados Unidos o el Instituto de Libre Empresa en Perú.