¿Cuáles fueron las causas de la Segunda Guerra Mundial?

La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto bélico más desastroso que ha vivido la humanidad. Esta guerra tuvo lugar entre 1939 y 1945, enfrentando a las Potencias del Eje (Alemania, Italia, Japón, y los aliados y países ocupados por estos: Hungría, Rumania, Bulgaria, Finlandia, Tailandia, Irán, Irak, República Checa, Croacia, Eslovaquia, Serbia, Albania y Montenegro) contra los Aliados (Unión Soviética, Francia, Reino Unido, China, Polonia y sus aliados: Australia y la mayor parte de los países de América, África y Asia). De tal manera que se vieron involucrados todos los continentes del mundo.

La principal causa de la Segunda Guerra Mundial fue la invasión de Polonia por parte de la Alemania Nazi. Este país fue invadido el 1 de septiembre de 1939 cuando Alemania quería anexionar su territorio con el fin de crear un Lebensraum, es decir, un espacio vital para que los alemanes tuvieron garantizadas sus necesidades. Pese a eso, pretexto con el cual se dio esta invasión fue un supuesto ataque polaco en la frontera alemana. Dado que las demás potencias europeas se sentían preocupadas por el poder militar de Alemania, Francia y el Reino Unido, aliados de Polonia, le dieron dos días a los alemanes para que se retiraran del país invadido; pero esto no ocurrió. Así, el 3 de septiembre le declararon la guerra Nueva Zelanda, Reino Unido, Australia, y poco después Canadá, Francia y Sudáfrica.

Además de la invasión de Polonia, también se pueden encontrar distintos antecedentes que desencadenaron este conflicto mundial. Por ejemplo, las sanciones impuestas a Alemania en el Tratado de Versalles después de la Primera Guerra Mundial. Debido a esto, el pueblo alemán sufrió múltiples humillaciones por parte de los países ganadores del conflicto, lo cual llevó al país a una crisis económica y a una dependencia con la banca, presidida mayoritariamente por judíos. Por ello los nazis alegaban que los judíos habían robado al Estado y a los alemanes para enriquecerse a sí mismos. Debido a lo anterior, algunos autores sostienen que la Segunda Guerra Mundial fue continuación de la primera.

Además de esto, otros antecedentes de la Segunda Guerra Mundial se pueden encontrar en la segunda guerra sino-japonesa, que venía desarrollándose desde el 7 de julio de 1937. En medio de este conflicto, el imperio japonés había invadido la región noreste de china, a la que constituyó como el Estado títere de Manchukuo. Otro antecedente era la preocupación que existía en varios países europeos por la influencia comunista, pues los burgueses y las personas adineradas podían perderlo todo en una revolución. Así se gestó un sentimiento anticomunista y de apatía a la Unión Soviética, donde habían triunfado los bolcheviques en 1917. Sumado a esto, se suman como antecedentes la Gran Depresión, el fracaso de las políticas democráticas, el surgimiento de los regímenes autoritarios y nacionalistas, y los acuerdos de Múnich, con los cuales Italia, Reino Unido y Francia decidieron entregarle los Sudetes a Alemania en vista de su gran poderío militar.

Entretanto, la causa por la que Estados Unidos entró en la guerra fue por el ataque japonés a Pearl Harbor. Este ataque sorpresa de la Armada Imperial Japonesa tuvo como objetivo la base naval más importante que tenía Estados Unidos en el Océano Pacífico. De esta manera, los japoneses buscaban deteriorar la armada americana e impedir que los estadounidenses se entrometieran en la guerra que se estaba librando en el sureste asiático. Dado que este ataque fue sorpresa, pues se dio sin que existiera una declaración de guerra, fue condenado como un crimen de guerra en los Juicios de Tokio. Este ataque tuvo su origen en las sanciones económicas que le impuso Estados Unidos al imperio japonés por su alianza con las potencias del Eje y por los territorios que le había invadido a la Indochina francesa, China, Corea y Rusia, entre otros países suresteasiáticos.