¿Qué es el neopositivismo?

El neopositivismo, también conocido como positivismo lógico, empirismo lógico o empirismo racional, es una corriente filosófica desarrollada durante el siglo XX que buscaba superar el positivismo. Los principales autores de este movimiento fueron los autores del denominado Círculo de Viena, fundado por Moritz Schlick en 1921 y disuelto finalmente en 1936. Si bien el positivismo defendía la idea de que solamente era válido el conocimiento obtenido a través del método científico, el neopositivismo sostiene que el método científico debe limitarse a lo verificable empíricamente. Una de las proposiciones más conocidas de esta corriente es aquella que afirma que solo es cognitivamente significativo aquel enunciado que es analítico y que puede verificarse por la vía empírica. Así, mientras las matemáticas y la lógica cumplen con el primer requisito, las ciencias empíricas cumplen con el segundo; pero los enunciados filosóficos no cumplen con ninguno. Es por esto que los neopositivistas se esforzaron por hacer de la filosofía un método lógico de análisis de los enunciados científicos y no un sistema de supuestos. Varios de sus pensadores luego se trasladarían a un nueva disciplina: la filosofía de la ciencia.

La historia del neopositivismo se remonta a 1924 cuando Moritz Schlick funda en la capital austríaca el Círculo de Viena, un grupo de filósofos y científicos que se reunían periódicamente para desarrollar una filosofía que fuera capaz de distinguir lo que era ciencia y lo que no, y capaz de elaborar un lenguaje que fuera común a todas las disciplinas científicas. Tradicionalmente se mencionan como precursores de este movimiento filosófico a David Hume, John Locke, Karl Marx, Gottfried Leibniz y movimientos como el positivismo del siglo XIX, la metodología empírica y la lógica simbólica. Sin embargo, el pensamiento del grupo estuvo fuertemente influenciado por las ideas del primer Wittgenstein y su como Tractatus lógico-philosophicus. El neopositivismo defendía la idea de que los enunciados sólo eran significativos en tanto podían verificarse empíricamente, como ocurre en las ciencias, o eran analíticos, como ocurre en las matemáticas.

De esta forma, los principales problemas de la metafísica y de la filosofía en general, relacionados con concepciones abstractas como el ser y la nada, fueron catalogados como psudoproblemas y pseudoproposiciones, en tanto no hacían referencia a sujetos y situaciones que pudieran ser comprobados empíricamente. De tal manera que estos debían resolverse por medio de un análisis lógico del lenguaje, que terminaría revelando que más que cuestiones reales o problemas de la realidad, todo este tiempo se estuvieron considerando problemas lingüísticos provocados por el empleo del lenguaje. En consecuencia, se definió que el sentido de toda proposición venía determinado por su comprobación empírica y se propuso que los conceptos metafísicos de ramas filosóficas como la ética y la estética deberían ser eliminados y que estas ramas deberían migrar a disciplinas con comprobaciones científicas, como la psicología.

Más tarde, los preceptos del neopositivismo fueron criticados por el mismo Ludwig Wittgenstein en sus Investigaciones filosóficas, por Karl Raimund Popper en La lógica de la investigación científica, por Willard Van Orman Quine en Desde un punto de vista lógico, y por los mismos miembros del Círculo de Viena, que terminó disolviéndose en 1936. Así, se criticaba que, desde una posición completamente lógica, era imposible extraer un enunciado general a partir de enunciados particulares porque antes deberían verificarse todos los posibles escenarios de un problema, lo cual es imposible. De forma que las teorías podrían ser falsas en la medida en que una sola de sus muchas predicciones fuera falsa. Por su parte, Imre Lakatos defiende el Anarquismo metodológico, defendiendo la idea de múltiples juicios para abordar un problema, más allá de la búsqueda de una sola verdad. Por otro lado, David Deutsch critica que el neopositivisimo se contradice dentro de sus propios términos, pues está sustentado en predicados que no pueden ser verificados empíricamente ni son analíticos.

¿Quiénes son los principales autores del neopositivismo?

Los principales autores del neopositivismo hacen parte del llamado Círculo de Viena, organización filosófica y científica austriaca que se desarrolló entre 1921 y 1936. Así, los principales pensadores del neopositivismo son:

Moritz Schlick: filósofo alemán que nació el 14 de abril de 1882 y murió el 22 de junio de 1936. Este fue el fundador del Círculo de Viena y el máximo promotor del empirismo lógico. Su obra más destacada es la Teoría general del conocimiento, desarrollada entre 1918 y 1925.

Rudolf Carnap: filósofo alemán que nació el 18 de mayo de 1891 y murió el 14 de septiembre de 1970. Es conocido por sus obras La estructura lógica del mundo, publicada en 1928, y Pseudoproblemas de filosofía, también publicada en 1928.

Ludwig Wittgenstein: filósofo austríaco que nació el 26 de abril de 1889 y murió el 29 de abril de 1951. Se trata de uno de los mayores pensadores del siglo XX, famoso por obras como Tractatus lógico-philosophicus, escrita entre 1914 y 1916, e Investigaciones filosóficas, publicada póstumamente en 1953.

Hans Reichenbach: lógico, físico y filósofo alemán que nació el 26 de septiembre de 1891 y murió el 9 de abril de 1953. Es reconocido por sus trabajos El concepto de probabilidad para la representación matemática de la realidad, publicado en 1916, y Teoría de la relatividad y el conocimiento a priori, publicado en 1920.

Otto Neurath: filósofo austríaco que nació el 3 de abril de 1880 y murió el 4 de octubre de 1903. Es reconocido por su obra Sexo y carácter, publicado en 1903.

Charles W. Morris: fue un semiótico y filósofo estadounidense que nació el 23 de mayo de 1901 y murió el 15 de enero de 1979. Es reconocido por su tesis Simbolismo y realidad, publicada en 1925, y sus obras Seis teorías sobre la mente, de 1932, y Significado y significante: un estudio de las relaciones entre signos y valores, de 1964.

Alfred J. Ayer: filósofo y pedagogo británico que nació el 29 de octubre de 1910 y murió el 27 de junio de 1989. Su obra más conocida es Lenguaje, verdad y lógica, publicada en 1936.

Alfred Tarski: fue un matemático, filósofo y lógico polaco que nació en 14 de enero de 1902 y murió el 26 de octubre de 1983. Sus obras más conocidas son Introducción a la lógica y a la metodología de las ciencias deductivas, publicada en 1941, y La concepción semántica de la verdad y los fundamentos de la semántica, publicada en 1944.

Hans Hahn: matemático austríaco que nació el 27 de septiembre de 1879 y murió el 24 de julio de 1934. Su obra más conocida es Teoría de las funciones reales, publicado en 1921.

Gustav Bergmann: fue un filósofo austríaco que nació el 4 de mayo de 1906 y murió el 21 de abril de 1987. Es conocido por el concepto de “giro lingüístico” y por su obra La metafísica del positivismo lógico, publicado en 1954.

Friedrich Weisman: filósofo, matemático y físico austríaco que nació el 21 de marzo de 1896 y murió el 4 de noviembre de 1959. Es reconocido por obras como Introducción al pensamiento matemático: la formación de los conceptos en las matemáticas modernas, publicado en 1936; Los principios de la filosofía lingüística, publicado en 1965; y Cómo veo la filosofía, publicado en 1968,