¿Qué es neoclasicismo?

El neoclasicismo es un movimiento artístico que nació durante el siglo XVIII, y que tuvo expresiones en todas las artes de la época, como la literatura, la pintura, la arquitectura, la música, la escultura y el teatro. Las principales intenciones de esta tendencia eran retomar los conceptos y la estética de los grandes clásicos de la antigüedad y representar los ideales de la ilustración. Este movimiento se originó a partir de los descubrimientos de las antiguas ciudades de Pompeya y Herculano. Varios artistas se sintieron interesados por estas ruinas y organizaron expediciones para explorarlas. Al volver, muchos de ellos quisieron plasmar en sus obras lo que habían visto, desarrollando así la estética neoclasicista. De esta forma, el arquitecto Charles Bellicard publicó en 1854 sus Observaciones sobre las antigüedades de la villa de Herculano, y entre 1757 y 1792 se publicó Le Antichità di Ercolano Esposte, un libro que contenía grabados de alta calidad sobre las obras de arte encontradas en dichas ruinas. El neoclasicismo tuvo como epicentro a la ciudad de Roma, y luego se extendería por la mayoría de los países europeos como una respuesta frente al Rococó. Incluso llegaría a estar a la par del romanticismo. Esto puede verse en la controversia generada entre el neoclasicista Jean Auguste Dominique y el romántico Eugène Delacroix, aunque este último terminaría imponiéndose.

En la arquitectura, el neoclasicismo se enfocó en la construcción de lugares públicos de manera monumental, como las bibliotecas, los teatros, los hospitales, los museos, los parques, etc. En esta arte, el neoclasicismo buscaba construcciones prácticas y desprovistas de todas las decoraciones inútiles propias del rococó. Así, muchas edificaciones se realizaron a imagen de las obras arquitectónicas griegas y romanas, empleando principalmente formas geométricas. En la escultura, se abandonaron las curvas y el dinamismo del barroco y se emplearon figuras sencillas, desnudas y elaboradas en mármol blanco sin policromar. Muchas de estas pasaron a decorar edificios públicos, igual que en las sociedades antiguas del mediterráneo.

En la pintura, el neoclasicismo se caracterizó por representar mitologías y eventos históricos de la revolución. De igual forma, se le dio mayor importancia a la línea que al color. Por otro lado, se conoce como música clásica a la desarrollada entre 1750 y 1827, la cual fue desarrollada en oposición a la música popular y la música folclórica. No obstante, no puede rastrearse una influencia de la música griega o romana en la música de este periodo, pues estas culturas no desarrollaron un sistema para representar las notas de sus obras. En cuanto a la literatura, predominaron la novela y el ensayo como las principales expresiones artísticas, utilizadas muchas veces para representar los ideales revolucionarios.

¿Quiénes son los principales representantes del neoclasicismo?

Los principales artistas del neoclasicismo son Nikolai Abraham Abilgaard, Francesc Agustí, Domingo Álvarez Enciso, Lawrence Alma-Tadema, Andrea Appiani, José Aparicio, José María Arango, Aleksandr Briulov, Jean Broc, Marie-Guillemine Benoist, Karl Briulov, Antonio Cavallucci, Juan Francisco Cruella, Alexandre Cabanel, Antoine-Denis Chaudet, Jacques-Louis David, Pierre Claude François Delorme, George Dance el Joven, Marie Ellenrieder, Hippolyte Flandrin, Anselm Feuerbach, Heinrich Friedrich Füger, Gaetano Gandolfi, Anselmo Gascón de Gotor, Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson, Antoine-Jean Gros, Mauro Gandolfi, François Gérard, John William Godward, Alfredo Helsby, Aleksandr Andréyevich Ivánov, Jean-Auguste-Dominique Ingres, Asensio Julià, Jean-François Pierre Peyron, Leo von Klenze, Angelica Kauffmann, Anton Raphael Mengs, Raymond Monvoisin, José de Madrazo, Sarah Miriam Peale, Pierre-Adrien Pâris, Pierre Paul Prud’hon, Juan Antonio Ribera, Jean-Bapiste Regnault, Karl Friedrich Schinkel, Joseph-Benoît Suvée, Gottlieb Schick, Christian Seybold, Johann Heinrich Wilhelm Tischbein, Johann Friedrich August Tischbein, John Vanderlyn, Édouard Viénot, Pierre-Henri de Valenciennes, Joseph-Marie Vien y François-André Vincent.