¿Qué es un párrafo?

También conocido como parágrafo, un párrafo es unidad textual conformada por varias oraciones que comparten una misma temática. El origen de la palabra proviene del griego parágraphos (παράγραφος), compuesto por el vocablo παρα, que puede traducirse como “semejante, próximo, cercano”, y el vocablo γραφος, que puede traducirse como “escritura”. Esta unidad era el único signo de puntuación en la Antigua Grecia, y fue estudiada por primera vez por Aristóteles en su Retórica. Actualmente, los párrafos se escriben dejando un salto de línea para diferenciar su final y el inicio de otros.

Algunas de las principales características de un párrafo son: tratar un solo tema, poseer una oración principal y unas oraciones secundarias, conservar la coherencia y la cohesión entre sus unidades. No obstante, estas características pueden estar ausentes en obras literarias dependiendo de la función estética que quiera darle el autor. Así, pueden encontrarse párrafos de varias páginas o que interrumpen su contenido abruptamente.

A lo largo de la historia, la tipografía del párrafo ha variado. En el siglo XV, se utilizaba el calderón para diferenciarlos “¶”, el cual se colocaba entre párrafo y párrafo. Luego se les diferencia separándolos en distintas líneas según tres formas. Párrafo francés o sumario: cuando todas las líneas tienen sangría menos la primera, frecuente en bibliografías y diccionarios; párrafo alemán, moderno o en bloque: cuando ninguna línea posee sangría y se le diferencia por el interlineado; y párrafo español, normal u ordinario: cuando sólo la primera línea tiene sangría.

¿Tipos de párrafo?

Algunos de los principales tipos de párrafo son:

Introductorio: es aquel que presenta la información que será tratado a continuación.

Conclusivo: es aquel que cierra la información presentada anteriormente.

Narrativo: también conocido como párrafo cronológico, es aquel que presenta unos acontecimientos ordenados desde un principio a un final.

Descriptivo: es aquel que describe un objeto real o imaginario, señalando sus partes.

Argumentativo: es aquel que defiende una tesis y busca persuadir al lector para que la acepte.

Expositivo: es aquel que desarrolla un concepto o una idea sin argumentar posiciones.

Comparativo: es aquel que señala las semejanzas y/o diferencias entre dos o varios elementos.

Enumerativo: es aquel que ordena la información a manera de lista.

Dialogado: es aquel que presenta la conversación entre dos o varias personas.

Deductivo: es aquel que ordena la información de particular a universal.

Inductivo: es aquel que ordena la información de universal a particular.