¿Qué fue la Revolución Cubana?

La Revolución Cubana fue el proceso revolucionario que se originó en Cuba durante la década de 1950 que consiguió derrocar el gobierno de Fulgencio Batista y que logró instalar un gobierno socialista en el país, que se mantiene hasta la actualidad. La Revolución fue gestada por el Ejército guerrillero al mando de Fidel Castro, quien se posesionaría como Primer ministro de Cuba en 1959 y después como Presidente de la isla desde 1976 hasta 2008 y como Primer secretario del Partido Comunista de Cuba desde 1965 hasta 2011. Durante este tiempo, enmarcado dentro de la Guerra Fría, Cuba fue el primer bastión de la ideología socialista y de la influencia soviética en América, lo que le ocasiono unas tensas relaciones con su vecino, Estados Unidos, que finalmente desembocarían en 1960 en un embargo comercial, económico y financiero que ha asfixiado a la economía de la isla desde entonces hasta la actualidad. Si bien el gobierno socialista de Cuba ha sido criticado múltiples veces por restringir la libertad de expresión, la participación política y la libre circulación de sus ciudadanos, también ha sido elogiado por sus logros en materia de educación, deporte y salud.

Todo comenzó el 10 de marzo de 1952 cuando el coronel Fulgencia Batista derrocó con un golpe de Estado al gobierno electo de Carlos Prío Socarrás, perteneciente al partido Auténtico. Esto supuso la instalación de una dictadura militar que enriqueció a sus principales funcionarios y que violó las libertades de sus ciudadanos. Esto produjo la creación de un amplio frente de oposición conformado por sindicatos, estudiantes, políticos y algunos sectores empresariales, del que tiempo después nacería la Generación del Centenario (nombrada así por los 100 años del nacimiento de José Martí), un grupo de jóvenes liderados por Fidel Castro que buscaban acabar con el régimen por medio de la lucha armada. Así, como primera acción, quisieron tomarse el Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953 y el Cuartel Carlos Manuel de Céspedes, pero fracasaron con la pérdida de decenas de vidas humanas y la captura y juicio de Castro y otros líderes revolucionarios.

Después de estar en prisión por 22 meses en la Isla de Pinos, Castro y los demás revolucionarios recibieron la amnistía del gobierno de Batista tras la presión de distintos sectores de la sociedad. Ya libres, en 1955, Castro y los demás fundaron la organización política y militar Movimiento 26 de Julio (M-26-7). Castro después se dirigió a México para ganar adeptos y el 25 de noviembre de 1956 partió de Tuxpan, Veracruz, con 82 guerrilleros entre los que se encontraban Ernesto el Che Guevara, Camilo Cienfuegos, Raúl Castro, Juan Almeida Bosque, Juan Manuel Márquez y Fausto Obdulio González. Luego de 7 días de navegación, llegaron a Playa Las Coloradas, en el oriente de la isla cubana. Sin poder desembarcar en coordinación con un alzamiento que debía llevar a cabo Frank País en Santiago de Cuba, los revolucionarios fueron derrotados en Alegría de Pío y tuvieron que internarse en lo profundo de la Sierra Maestra, donde el gobierno creyó que habían muerto, difundiendo esta noticia a la ciudadanía.

Sin embargo, el 16 de enero de 1957, el Movimiento 26 de Julio atacó con éxito el fortín militar de La Plata y el 13 de marzoel Directorio Revolucionario, aliado guerrillero del M-26 y dirigido por José Antonio Echevarría, atacó el Palacio Presidencial y tomó la emisora Radio Reloj temporalmente. A estos primeros ataques se sucedieron el Combate de El Uvero, el asesinato de Frank País y la sublevación de la base naval de Cienfuegos al mando de Dionisio San Román, que después fue atacada por la fuerza aérea al mando de Batista. Para aquel entonces, la idea de la revolución se había esparcido por toda la isla y había motivado toda clase de sabotajes, protestas y ajusticiamientos de delatores y colaboradores del gobierno. Además de esto, se instaló una emisora cerca de Sierra Maestra y se iniciaron acciones militares en Veguitas y Pino del Agua.

Después de secuestrar al campeón automovilista argentino Juan Manuel Fangio por 26 horas para poder publicitar los ideales de la revolución, y luego de que Estados Unidos impusiera un embargo de armas al gobierno de Batista, el Ejército rebelde ganó cada vez más miembros y realizó varias campañas y actividades en la isla, entre las que se destacan una huelga general el 9 de abril, una victoria en Sierra Maestra, la Batalla de Guisa del 20 al 30 de noviembre y el ataque a la ciudad de Santa Clara, punto estratégico para llegar a La Habana. Luego de esto, los revolucionarios tomaron el tren blindado que pensaba usar el régimen para salvaguardar Santa Clara, así que Batista y Andrés Rivero Agüero, que había sido elegido presidente en unas elecciones sin reconocimiento ciudadano, huyeron de la isla con dirección a Santo Domingo, en la República Dominicana.

Así, el poder pasó a manos del general Eulogio Cantillo, quien se reunió con Castro y le expresó su idea de formar una junta militar para gobernar Cuba; pero esto fue rechazado por los revolucionarios. Entonces estos continuaron hacia La Habana, a la cual llegaron el 1 de enero de 1959 y en donde no encontraron resistencia a la hora de tomarse la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y el Campo Columbia. No obstante, el Ejército Revolucionario, conformado por distintos grupos como el M-26-7, el Segundo Frente Nacional del Escambray (SFNE), el Partido Socialista Popular (PSP) y el Directorio Nacional (DR-13-M), entró en crisis cuando este último tomó el Palacio Presidencial. Mientras tanto, en aquel mismo 1 de enero de 1959, Fidel Castro llegó a Santiago de Cuba y la declaró capital provisional de la isla, nombrando como presidente provisional a Manuel Urrutia Lleó mientras él ostentó el título de jefe de las Fuerzas Armadas. Es por esto que se tiene esta fecha como el día en que triunfó la Revolución. Urrutia fue sucedido por Osvaldo Dorticós el 17 de julio de 1959 y este fue sucedido después por Fidel Castro el 2 de diciembre de 1976.