¿Cuál es la importancia del agua?

El agua es un recurso natural fundamental para la existencia de la vida en nuestro planeta. Compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, la molécula del agua es la más abundante en todos los organismos de la Tierra. Esta es indispensable para distintas funciones biológicas, como el transporte de moléculas por las membranas, como disolvente de los productos de la excreción, como agente activo en varios procesos metabólicos, como agente para la síntesis de macromoléculas, como reductora de macromoléculas en moléculas más sencillas, como proveedora de energía y como agente enzimático, entre otras. La gran mayoría de los organismos tienen una masa conformada entre un 60 y un 90% de agua. Sólo el cuerpo humano de un adulto está compuesto por agua en cerca del 60%, mientras que en la primera infancia el cuerpo está compuesto en un 80% de agua. Esta se encuentra dispersa principalmente en la sangre y dentro de las células.

Más allá de su papel biológico, el agua es indispensable para el desarrollo de la civilización humana. Esta es vital para la hidratación del cuerpo, para el riego de los cultivos, para hidratar los animales domésticos, para apagar incendios, para limpiar, para refrigerar, para la elaboración de distintos productos, para cocinar los alimentos, para actividades industriales, para el transporte marítimo y fluvia, etc. Para la mayoría de todas estas actividades, es vital el agua potable; pero, lamentablemente, esta no se encuentra distribuida a toda la población mundial. Luego de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo que tuvo lugar del 3 al 14 de junio de 1992 en Río de Janeiro, Brasil, se declaró el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua. Este se ha celebrado desde 1993 hasta la actualidad.

Cerca del 71% de toda la superficie terrestre está cubierta por agua, aunque solamente al 1% de este puede acceder el ser humano. El 97,5% de toda el agua de la Tierra es agua salada que se encuentra en los océanos y los mares, por lo que no puede utilizarse a menos que se someta a un proceso arduo y costoso de tratamiento. Así, el agua dulce representa el 2,5% de toda el agua del planeta. De esta, el 68,7% está en los glaciares, con predominancia en los casquetes polares y en lo alto de las montañas nevadas; el 30,1% está en acuíferos subterráneos; el 0,8% está en el permafrost (capa de suelo congelado permanentemente); y el 0,4% está en la atmósfera y en aguas superficiales. De este último 0,4%, el 67,4% está en lagos; el 12,2% en la tierra húmeda; el 9,5% en la atmósfera; el 8,5% en humedales; el 1,6% en ríos; y el 0,8% en organismos vivos.

¿Cuáles son los países con menor acceso al agua potable?

Los países con los índices más bajos de acceso a agua potable son:

  1. Eritrea: solamente un 19% de la población tiene acceso a agua potable.
  2. Papua Nueva Guinea: solamente un 37% de la población tiene acceso a agua potable.
  3. Uganda: solamente un 38% de la población tiene acceso a agua potable.
  4. Etiopía: solamente un 39% de la población tiene acceso a agua potable.
  5. República Democrática del Congo: solamente un 39% de la población tiene acceso a agua potable.
  6. Somalia: solamente un 40% de la población tiene acceso a agua potable.
  7. Angola: solamente un 41% de la población tiene acceso a agua potable.
  8. Chad: solamente un 43% de la población tiene acceso a agua potable.
  9. Níger: solamente un 46% de la población tiene acceso a agua potable.
  10. Mozambique: solamente un 47% de la población tiene acceso a agua potable.