¿Qué fue la Revolución científica?

La Revolución Científica es el nombre con el que se conoce un periodo de la historia moderna temprana comprendido entre el siglo XVI y el siglo XVII, marcado por el surgimiento del pensamiento y el método científico, y de nuevas teorías e inventos que cambiaron la vida tal y como se conocía hasta entonces. El término fue acuñado por el historiador y filósofo francés Alexandre Koyré para describir la muerte de viejas estructuras de pensamiento ligadas a la religión y la instalación de unas nuevas ligadas al conocimiento científico. Las principales innovaciones técnicas y teóricas se realizaron en los campos de la astronomía, la física, la química y la biología, con especial énfasis en la anatomía humana. Esta Revolución Científica tuvo su origen tras al final del Renacimiento y sería un antecedente importante para la Ilustración. A pesar de que hay una discusión por la fecha exacta en que inició este periodo histórico, usualmente se le ubica en Europa, en 1543, cuando Nicolás Copérnico publicó su famoso De revolutionibus orbium coelestium (Sobre los giros de los orbes celestes), en donde defiende la teoría heliocéntrica en favor de la teoría geocéntrica.

En un primer comienzo, esta Revolución Científica tuvo el propósito de recuperar el conocimiento desarrollado por los antiguos, en especial por los griegos, los romanos y los pensadores árabes. La culminación de esta etapa se dio con el ensayo de Galileo Galilei Diálogos sobre los dos máximos sistemas del mundo, en donde se discuten los modelos del universo aristotélico-ptolemaico y copernicano, inclinándose el autor a favor de este último. Esto daría inicio a una serie de discusiones que pondrían en tela de juicio los preceptos de la Iglesia sobre el universo, por lo cual Galileo fue acusado de herejía. Después de este periodo de importantes descubrimientos, pensamientos y debates, la revolución científica culminaría con la obra Principia, publicada en 1687 por el inglés Isaac Newton, en donde sintetizó el nuevo modelo cosmológico a partir de la teorización de la gravitación universal y de las leyes de movimiento.

¿Cuáles fueron las principales ideas de la Revolución Científica?

Las principales ideas desarrolladas durante la Revolución Científica fueron, según su disciplina:

  • Astronomía: en este campo se impuso el modelo heliocéntrico, según el cual los planetas giraban alrededor del Sol, sobre el modelo geocéntrico que había imperado por cinco milenios y según el cual la Tierra era centro del universo y todos los cuerpos celestes giraban a su alrededor. La teoría heliocéntrica fue soportada por las observaciones de Johannes Kepler, que describió las órbitas elípticas y las leyes del movimiento planetario, y por la invención del telescopio. A esto se le sumaron las teorías de la gravitación universal y las leyes de movimiento de Newton, que lograron explicar con contundencia varios fenómenos naturales.
  • Biología y medicina: en este campo se rebatieron las afirmaciones del médico griego Galeno, que habían dominado la anatomía por más de un milenio. El primero en presentar conclusiones divergentes de la de Galeno fue el anatomista flamenco Andés Vesalio, quien basó sus descubrimientos en disecciones de cadáveres humanos y publicó sus investigaciones en el libro De humani corporis fabrica. Así, evidencio que el esternón estaba formado por tres porciones y que el sacro estaba conformado por seis o cinco porciones; describió el hueso esfenoide; y señaló la existencia del vestíbulo dentro del hueso temporal. También confirmó la existencia de las válvulas de las venas hepáticas que había descrito Etienne, describió el canal entre la vena cava y la vena umbilical, descubrió la vena azygos y estudió el bazón, el colón y el omento, el píloro, describiendo sus funciones.  También realizó la descripción más detallas del cerebro y explicó las funciones de la pleura y el mediastino. Al trabajo de Vesalio se sumó el de William Harvey, quien en su De Motu Cordis señaló cómo funcionaba el corazón, mostrando que las pulsaciones dependían de las contracciones del ventrículo izquierdo, cuánta sangre se expulsa con cada bombeo y cómo están relacionadas las arterias y las venas con este órgano y con la sangre.
  • Química: anteriormente, las sustancias y sus propiedades eran estudiadas por la Alquimia, una pseudociencia que defendía relaciones entre los metales y los astros, que contaba con principios que no podían demostrarse empíricamente. Esto comenzó a cambiar tras el desarrollo de mejores técnicas para la extracción de metales y el refinado de minerales, que pueden evidenciarse en De re metallica, de Georg Agricola. Sin embargo, el método científico sería finalmente introducido en las prácticas alquímicas por Robert Boyle, marcando el inicio de la química como disciplina científica. Este además es conocido por formular la Ley de Boyle.
  • Física: en el campo de la física se realizaron notables avances en la óptica, con la publicación de Astronomiae Pars Optica de Johannes Kepler; la formulación de la ley matemática de refracción (ley de Snell) por Willebrord Snellius; la formulación de la ley de reflexión; el análisis de la refracción de la luz que permitió descomponer la luz blanca por medio de un prisma en un espectro de colores. Además de esto, William Gilbert acuñó el término de electrón para explicar los fenómenos eléctricos producidos por el azufre, el ámbar, el vidrio y la cera, entre otros materiales. Más tarde, Robert Boyle descubrió que la repulsión y la atracción magnética se daba incluso en el vacío, descartando que el aire tuviera algún papel en estos fenómenos.

Además de los avances teóricos, se desarrollaron inventos tecnológicos y técnicos como los logaritmos, los huesos de Napier, el primer dispositivo analógico, la calculadora mecánica, la rueda de Leibniz, el octante, la regla de cálculo, el digestor de vapor, la máquina de Newcomen, el horno industrial, los telescopios refractores, el generador electrostático, la bomba de aire y el barómetro.