¿Qué es la textura?

La textura hace referencia a las irregularidades o continuidades en una superficie, pudiendo estar ser lisas, ásperas, granuladas, viscosa, húmeda, rugosa, frágil, etc. La textura es un elemento crucial dentro de la pintura, en especial la figurativa, pues en la precisa representación pictórica de la textura de un elemento radica el realismo del mismo. Aun así, a partir de los pintores impresionistas y de los movimientos de vanguardia del siglo XX, los artistas han ido alejándose de la mímesis y experimentado con toda clase de texturas y representaciones de las mismas.

Las texturas también pueden encontrarse más allá de la técnica del artista, pues los diferentes soportes sobre los que se pinta o los materiales sobre los que se esculpe poseen sus propias texturas. Así, el lienzo tiene una textura de suave con pequeños relieves creados por el tejido. Por su parte, el papel tiene una superficie por lo general lisa, aunque esto varía con el gramaje del mismo. La madera tiene una textura dependiendo de cómo es cortada, si en la misma dirección de las fibras o transversalmente a estas; la primera opción es utilizada usualmente para pinturas al óleo, mientras que la segunda es utilizada para grabados.

Al igual que los soportes y los materiales, los pigmentos también tienen unas texturas particulares. Así, las acuarelas suelen ser transparentes por estar hechas a base de agua, logrando acentuar el grano del papel. Por otro lado, las pinturas a base de aceite, como el óleo y algunos acrílicos (pues los hay también a base de agua), suelen ser lisas y opacas, por lo que las texturas deben ser simuladas y dependen completamente de la técnica del artista. Muchas veces, estos pigmentos se combinan con arena, virutas o aserrín para desarrollar diferentes texturas.

¿Cuáles son los tipos de textura en el arte?

Los tipos de textura existentes en el arte son:

Textura real: que es propia de los objetos.

Textura simulada: cuando se genera en el espectador la ilusión de una determinada textura a partir del color, las pinceladas, el manejo de la luz, etc.

Textura abstracta: cuando se le otorga a un objeto una textura que no le pertenece, creando desconcierto en el espectador.

Textura inventada: cuando en lugar de utilizar técnicas pictóricas para crear la textura, se hace uso de diferentes materiales con ciertas texturas, como metal, pieles, plumas, hierbas, telas, etc.