¿Qué es el barroco?

El barroco es un periodo histórico de la cultura de Occidente comprendido entre el XVII y comienzos del XVIII, el cual surgió en contraposición al clasicismo y está caracterizado por composiciones dinámicas, extravagantes, de contrastes, desequilibradas, muy ornamentadas o efectistas. Se le suele ubicar entre el Manierismo y el Rococó, y tuvo influencia en la arquitectura, la pintura, la literatura, el teatro, la música, la escultura y la danza, con presencia en Europa occidental y en las colonias de estos países, en especial las latinoamericanas. Esta tendencia estética se desarrolló en medio de las disputas ocasionadas por la Reforma y en medio de las disputas entre las monarquías absolutistas y las parlamentarias.

¿Cómo es la arquitectura barroca?

La arquitectura barroca se caracteriza por exponer formas dinámicas compuestas de curvas convexas y cóncavas, espirales y elipses. También se hizo énfasis en el trampaojo, una técnica pictórica que buscaba aprovechar la superficie para crear una ilusión óptica en el espectador. Así, pueden encontrarse pintura que juegan con los pilares y los techos de las construcciones, creando la ilusión de que los objetos representados están por fuera de la pintura o que el mundo se extiende dentro de esta. También se desarrolló el urbanismo como una forma de integrar el paisaje y la arquitectura, extendiendo un espacio continuo de ideas políticas o religiosas y diseñando complejos jardines.

Algunas de las principales obras arquitectónicas de este periodo son: la Basílica de San Pedro, el Gesú, la Plaza de San Pedro, el Palacio de Versalles, el Pantheon, la Opera Garnier, la Iglesia Jesuita de Nagyszombat, el Castillo Grassalkovich o la Catedral de Smoly.

Algunos de los principales arquitectos de este periodo son: Carlo Maderno, Gian Lorenzo Bernini, Francesco Borromini, Pietro da Cortona, Baldassare Longhena, Guarino Guarini, Jacques Lemercier, François Mansart, Juan Gómez de Mora, Alonso Carbonel, Pedro Sánches, Francisco Bautista, Andreas Schlüter, Matthäus Daniel Pöppelmann, Johann Lukas von Hildebrandt, Jakob Prandtauer y André Le Nôtre.

¿Cómo es la pintura barroca?

La pintura barroca se caracterizó por el naturalismo (imitación de la realidad), el claroscuro (fuertes contrastes entre las áreas sombreadas e iluminadas) y una reinterpretación del clasicismo, volviéndolo más racional. La pintura barroca se desarrolló como una técnica decorativa de los espacios, por lo que tuvo expresiones con murales que jugaban con los relieves de las superficies, creando ilusiones ópticas con juegos de perspectiva y sombras. Pese a estas características generales, la pintura de este periodo difiere entre un país y otro. Algunos de los principales pintores de este periodo son: Caravaggio, Andrea Pozzo, Diego Velázquez, Francisco de Zurbarán, Alonso Cano, Johannes Vermeer y Rembrandt, entre otros.

¿Cómo es la literatura barroca?

La literatura barroca está caracterizada por una posición pesimista y escéptica ante el mundo, en donde se explora la fugacidad de la vida y el desengaño de los grandes valores. El lenguaje se volvió recargado en figuras retóricas y adjetivos, así como los textos se hicieron metafóricos y alegóricos. Los principales géneros de este periodo son la poesía bucólica y la novela utópica. Algunos de los principales escritores barrocos son John Milton, Luis de Góngora, Lope de Vega, Pedro Calderón de la Barca, Sor Juana Inés de la Cruz y Francisco de Quevedo, entre otros.

¿Cómo es el teatro barroco?

Pese a que las características del teatro barroco difieren entre un país y otro, puede decirse que fue en este periodo donde este arte alcanzó uno de sus mayores desarrollos como espectáculo y como género literario. Así, se crearon diferentes invenciones y decoraciones para potenciar la representación y, en muchas ocasiones, el espacio escénico se dividió en grandes bloques donde ocurrían escenas simultáneas o se trasladó a las calles y las plazas. Por aquel entonces, el teatro también se convirtió en un gran negocio. Algunos de los autores más destacas del teatro barroco son Shakespeare, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Racine, Coneiller, Milere y Tirso de Molina, entre otros.

¿Cómo es la música barroca?

La música del Barroco está caracterizada por la utilización de un bajo continuo y el surgimiento de la tonalidad, así como por la creación de formas como el concierto, la sonata y la ópera, combinación de música, teatro y poesía. Al igual que otras artes, las características de la música en este periodo varían según el país. Algunos de los músicos más destacados del barroco son: Antonio Vivaldi, Claudio Monteverdi, Alessandro Scarlatti, Arcangelo Corelli, Tommaso Albinoni, François Couperin, Marc-Antoine Charpentier, Jean-Baptiste Lully, Jean Philippe Rameau, Johann Pachelbel, Johann Sebastian Bach, Heinrich Schütz, Georg Philipp Telemann, Georg Friedrich Händel y Henry Prucell, entre otros.

¿Cómo es la escultura barroca?

La escultura barroca dotó de movimiento y expresión las formas, buscando la perfecta representación de un momento de acción, en contraposición a las figuras que antes solían ser rígidas. Al igual que otras artes, tuvo lugar dentro de las construcciones arquitectónicas y sus características varían según el país. Algunos de los principales escultores de este periodo son: Gian Lorenzo Bernini, Stefano Maderno, François Duquesnoy, Alessandro Algardi, Ercole Ferrata y Jacques Sarrazin, entre otros.

¿Cómo es la danza barroca?

La danza en Europa, antes del barroco, no era considerada como un arte. Se le usaba normalmente para entretener a los invitados o como propaganda en los eventos sociales. Durante el siglo XVIII, sólo en Francia gozaba de buen status el ballet de corte, aunque esto pronto cambió con la introducción de la mascarada en Inglaterra y de la antimasque. El ballet luego tuvo lugar dentro de la ópera, un género introducido por el cardenal Mazarino; aunque el público francés prefería las coreografías del ballet antes que la ópera en sí. Es por esto que Jean-Baptiste Lully comenzó a desarrollar el ballet como un arte escénico independiente con obras como Ballet Royal de la Nuit, estrenada en 1653. A partir de esto, Luis XIV, quien incluso había participado en la obra de Lully, fundó en 1661 la Academia real de Danza, la primera institución de este tipo en el mundo.