¿Qué es el comunismo?

El comunismo es un sistema social y económico que busca que los medios de producción sean propiedad común, aboliendo la propiedad privada, las clases sociales y, eventualmente, el Estado mismo a través de la dictadura del proletariado. Los antecedentes de esta ideología pueden encontrarse en utopías colectivistas del siglo XVI, como Utopía, de Tomás Moro, y la Conspiración de los Iguales. Para el siglo XIX, con la llegada del socialismo utópico, el comunismo se transformó en un proyecto económico complejo. No obstante, el comunismo más representativo es el socialismo científico, desarrollado por Karl Marx y Friedrich Engels.

Luego de la revolución rusa de octubre de 1917, el pensamiento comunista fue desarrollado por la Internacional Comunista, liderada por Vladimir Lenin. Más tarde, Lenín fue sucedido por Iosif Stalin y el comunismo se extendió por diversos países de Europa, consolidando la Unión Soviética. Los soviéticos luego esparcirían sus ideales políticos a Europa del Este, conformado lo que se conoce como la cortina de Hierro. Igualmente, el comunismo se implantaría en diversos países del mundo, como China, Vietnam, Corea del Norte, Cuba, Chile, etc. Con la caída del muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética, el comunismo perdió fuerza alrededor del mundo, por lo que muchos de sus seguidores hicieron reformas a sus políticas y crearon movimientos políticos de izquierda más cercanos al centro, como los socialdemócratas.

¿Cuál es la historia del movimiento comunista?

El comunismo, como movimiento político, se ha desarrollado a lo largo de los años a través de la constitución de Internacionales Comunistas. Estas son:

Primera Internacional: conocida también como Asociación Internacional de Trabajadores, fue fundada en Londres durante la reunión de trabajadores, sindicalistas, anarquistas, republicanos y socialistas en el Saint Martin’s Hall en 1864. Esta buscaba la organización del proletariado europeo y del mundo en una organización política. Recibió el apoyo de autores como Karl Marx, Friedrich Engels y Mijaíl Bakunin, aunque luego se dividió en marxistas, que apoyaban el socialismo científico, y bakuninistas, que apoyaban el anarquismo colectivista. La Primera Internacional llevó a cabo 2 conferencias (Londres, 1865, y Londres, 1871) y 6 congresos (Ginebra, 1866; Lausana, 1867; Bruselas, 1868; Basilea, 1869; La Haya, 1872; y Filadelfia, 1876).

Segunda Internacional: fundada en 1889 tras varios intentos de reintegrar la Primera Internacional. Esta coordinaba las actividades de los partidos laboristas y socialistas, pero sin la existencia de un Consejo General, por lo que cada partido era libre de aplicar sus propias políticas. Entre sus acciones más notables, se encuentran la declaración del Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo y el Día Internacional de la Mujer Trabajadora el 8 de marzo. La Segunda Internacional celebró 9 conferencias (Copenhague, 1915; Londres, 1915; Zimmerwald, 1915; Kiental, 1916; La Haya, 1916; Estocolmo, 1917; Berna, 1919; Ámsterdam, 1919; y Lucerna, 1919) y 10 congresos (París, 1889; Bruselas, 1891; Zúrich, 1893; Londres, 1896; París, 1900; Ámsterdam, 1904; Stuttgart, 1907; Copenhague, 1910; Basilea, 1912; y Ginebra, 1920).

Tercera Internacional: también conocida como Internacional comunista, fue fundada en 1919 en Moscú, por Lenin y el Partido Comunista de Rusia. Esta organización buscaba agrupar los partidos comunistas de diferentes países para suprimir el capitalismo, abolir las clases sociales y establecer la dictadura del proletariado. La Tercera Internacional celebró 7 congresos (Petrogrado, 1919; Moscú, 1920; Moscú, 1921; Moscú 1922; Moscú, 1924; Moscú, 1928; y Moscú, 1935).

Cuarta Internacional: fundada en París en 1938 bajo las ideas de León Trotsky, su máximo dirigente. Esta organización celebró tres congresos: el primero en París, 1938; el segundo en 1948; y el tercero en 1951.

¿Cuáles son las críticas al comunismo?

Las principales críticas que se le han hecho al comunismo son:

Una economía comunista no podría funcionar, según los economistas liberales, porque si no existe un mercado libre que regule los precios, no existiría tampoco un mercado estable.

Algunos críticos creen que el comunismo está fundamentado en leyes históricas inamovibles, por lo que, cuando la sociedad se transforme, dejará de funcionar.

Varios autores señalan que el comunismo sería responsable de más de 100 millones de muertes alrededor del mundo.

Otra de las críticas que se le hace al comunismo, es la de atentar contra la libertad de culto, pues la mayoría de los estados comunistas han tenido relaciones conflictivas con las iglesias y han buscado abolirlas.