¿Qué es la ontología?

La ontología es la rama de la filosofía que estudia los entes y sus distintas relacionas. Otros autores la definen como el estudio del ser y la catalogan dentro de la metafísica. La palabra ontología proviene de los vocablos griegos ὄν, ὄντος, que puede traducirse como ente, y logos, que normalmente se traduce como estudio, ciencia o teoría. El origen de la ontología se remonta a la Antigua Grecia, en donde Parménides formuló el concepto de ser, que era inherente a todas las cosas. Afirmó, además, que el ser no puede volverse nada ni surgir de esta. Luego de él, vinieron las tendencias monistas de la filosofía, que buscaban encontrar el elemento constitutivo de todas las cosas en el fuego, el agua, el aire, la tierra, el éter y el átomo. Después, Platón postuló que la realidad era el reflejo de un mundo más complejo compuesto por los arquetipos de todas las cosas. Por su lado, Aristóteles postularía 10 categorías para definir los entes y las situaciones. La ontología luego sería desarrollada por filósofos posteriores como Kant y Hegel, quienes agregaron o sintetizaron las categorías aristotélicas y desarrollaron su pensamiento a partir de la relación del sujeto (observador) y la realidad (objeto). Algunas de las preguntas más frecuentes de la ontología son: ¿qué puede decirse que existe? ¿Qué es una cosa? ¿En qué categorías pueden ordenarse las cosas que existen? ¿Qué es la existencia? ¿Cuál es la identidad de algo y por qué?

¿Cuáles son las categorías de las entidades?

A lo largo de la historia de la humanidad, se han propuesto varias categorías del ser o del ente. Las más importantes han sido propuestas por los siguientes autores:

  • Aristóteles: para este filósofo griego, el ente posee 10 categorías. Estas son: sustancia, aquello que hace que un ente sea lo que es, sin importar sus transformaciones, como puede ser un árbol determinado, una persona, un lápiz, etc.; cantidad, que hace referencia al número, la extensión o la medida de un ente, pudiendo ser dividido en partes homogéneas o heterogéneas; cualidad, que hace referencia a las características del ente, pudiendo ser suave, verde, alto, etc.; relación, que hace referencia a las interrelaciones entre los entes, siendo estas objetivas y existentes en todas las cosas; lugar, que hace referencia al espacio que ocupa el ente; tiempo, que hace referencia a la duración del ente; situación, que hace referencia a la disposición del ente con respecto a aquello que lo rodea, incluido el tiempo y el espacio; condición, que hace referencia a aquellos que determina la existencia del ente; acción, que hace referencia al esfuerzo necesario para que se produzcan efectos en las cosas; y pasión, que hace referencia a los sentimientos o las emociones del ente.
  • Immanuel Kant: para este filósofo, toda impresión del mundo es organizada por nuestra percepción en el tiempo (antes, ahora, después) y el espacio (dentro de las tres dimensiones espaciales), pasando a ser definida según las siguientes categorías: de cantidad, pudiendo ser unitario, plural o total; de cualidad, pudiendo ser real, falso o limitado; de relación, pudiendo encontrarse en una relación sustancia-accidente, causa-efecto o agente-paciente; y de modalidad, encontrándose en medio de lo posible-imposible, existente-inexistente o necesario-contingente. Así, las formas (cosas), en su relación con el sujeto (ente), pueden ser puras, al no tener valores ni opiniones encima; necesarias, al ser condiciones que posibilitan el conocimiento; y subjetivas, al ser a priori, por lo que pertenecen al sujeto previamente.
  • Hegel: este filósofo busco reducir las 12 categorías de Kant en tres, siendo estas Ser, aquello que se diferencia de la nada; Esencia, que es aquello que hace posible diferenciar lo Uno de lo Otro; y Noción, a partir de lo cual podemos encontrar los tipos de proposición lógica (hipotética, disyuntiva y categórica) y los conceptos trascendentales (belleza, bondad y verdad).

¿Cuáles son los principales conceptos de la ontología?

La ontología normalmente desarrolla sus conceptos mediante dicotomías. Es decir, a un concepto se le opone otro. Los más importantes de la ontología son:

  • Universales y particulares: entendiendo lo universal como aquello que agrupo todos los entes que comparten ciertas características (como el ser humano) y lo particular como los entes específicos (Pedro, Juan, Amelia, etc.)
  • Sustancia y accidente: entendiendo que la sustancia es inmutable, mientras el accidente es una cualidad transitoria. Por ejemplo, una manzana que se pinta de azul (accidente) va a seguir una manzana (sustancia).
  • Objetos abstractos y concretos: entendiendo lo abstracto como aquello que no puede ser percibido por los sentidos y lo concreto como aquello que sí.
  • Esencia y existencia: entendiendo que la existencia precede a la esencia, por lo que las cosas y los sujetos primero existen y luego adquieren su esencia.
  • Determinismo e indeterminismo: entendiendo el determinismo como la tesis que afirma que los acontecimientos tienen un orden lógico y el indeterminismo como la tesis que defiende que los acontecimientos son independientes los unos de los otros, produciéndose por azar.
  • Monismo y dualismo o pluralismo: la primera defiende la idea de que el universo está conformado por una sola cosa, mientras el dualismo defiende la idea de dos y el pluralismo de varias.
  • Idealismo y materialismo: la primera defiende la idea de que toda la realidad deriva de las ideas de los sujetos y la segunda defiende la idea de que todo deriva de la materia y se organiza de acuerdo a las leyes naturales, incluso la consciencia.