¿Qué es la industrialización?

La industrialización es el proceso por el cual un país transforma su economía sustentada en la producción de materias primas (commodities) a una economía sustentada en la producción de bienes con valor agregado.  De tal forma que se deja de depender económicamente de los productos agrícolas, los combustibles fósiles, la minería y las actividades agropecuarias (agricultura, pesca y ganadería), para construir una economía basada en los bienes y los servicios, lo cual trae un aumento en los ingresos brutos del país, un desarrollo tecnológico y una mejora en las condiciones de vida. Así, los ingresos de los países industrializados provienen en su mayoría de productos con valor agregado o productos industrializados de alto valor, como los teléfonos celulares, los automóviles, los computadores, los barcos, los aviones, medicinas, compuestos químicos, maquinaria, etc.

¿Cómo surgió la industrialización?

La industrialización surgió a mediados del siglo XVIII y comienzos del XIX en Europa debido al aumento de la productividad, el incremento de la demanda de productos industriales y el crecimiento de las zonas urbanas. Así, la industrialización ha suscitado un cambio de las sociedades rurales y agrarias a sociedades urbanas e industriales, de los productos hechos a mano a los productos elaborados a partir de maquinarias y procesos en serie, y del empleo de la fuerza laboral del ser humano al empleo del capital. De esta manera, las economías dejaron de sustentarse en la explotación de metales preciosos (como el oro, la plata y el cobre) o la comercialización de frutas, carnes y alimentos, a productos elaborados y alimentos procesados, como los candelabros, los anillos, las máquinas, los dulces, las gaseosas, los snacks, etc.

Específicamente, la industrialización se originó en el Reino Unido y luego se extendió por varios países de la Europa occidental, como Alemania y Hungría. Después llegaría también a Estados Unidos, Bohemia, Japón y Rusia, por lo cual no se puede hablar de un proceso homogéneo en la escena mundial. De hecho, varios estudios e investigaciones han señalado la relación inherente entre la industrialización de ciertos países y sus procesos de colonización y esclavización en América Latina, África y Asia. Así, se defiende la idea que la industrialización dependía de la explotación de materias primas en las colonias, las cuales luego eran transformadas en productos elaborados en las metrópolis. En la actualidad, pocos países se pueden catalogar como industrializados y son muchos más los que se encuentran en vía de industrialización o que todavía cuentan con economías basadas en la explotación de materias primas.

¿Cómo ha sido la industrialización en los países en vías de desarrollo?

El fracaso de la industrialización en los actuales países en vías de desarrollo se debe a varias razones. Una de ellas es el haber sido colonia de un país que sí era industrializado, lo cual impidió la construcción de fábricas y las transformaciones económicas que sí tenían los europeos. Otra razón es que la migración del mundo rural al urbano sucedió sin que existieran ciudades y sociedades industrializadas, lo que ha traído consigo varios problemas sociales (delincuencia, corrupción, analfabetismo, etc.) por la falta de capital, determinante para el fortalecimiento de las instituciones públicas. Además, en estos países los procesos de industrialización han surgido de forma artificial y no de forma orgánica, pues en la mayoría de los casos estos procesos fueron llevados a cabo por empresas y capital extranjero. De tal forma que se generaron puestos trabajos y se desarrolló la infraestructura, pero la mano de obra fue pagada a muy bajo costo y el capital no llegó a la sociedad del país en vía de desarrollo sino al país extranjero o al dueño de la empresa.

¿Cuáles son los países industrializados?

En la actualidad, los países considerados como industrializados son: Suiza, Noruega, Estados Unidos, Países Bajos, Dinamarca, Alemania, Austria, Japón, Luxemburgo, Francia, Canadá, Bélgica, Australia, Suecia, Italia, Reino Unido, Islandia, Irlanda, Finlandia, España, Nueva Zelanda, Grecia, Corea del Sur, Portugal, República Checa, Eslovaquia, Israel, Eslovenia, Estonia, Letonia y Lituania. Además de estos países, también son considerados como desarrolladas otras naciones que tienen importantes centros industriales, como Rusia, China, Hong Kong, Arabia Saudita, Catar y Emiratos Árabes Unidos.

¿Cuáles son los países recientemente industrializados?

Además de los países industrializados, recientemente se habla de países recientemente industrializados o emergentes, como aquellos países que cuentan con varias características de los industrializados (infraestructura, poder económico, industrias); pero que todavía dependen de las materías primas o no han diversificado su economía. Estos países, también conocidos como NIC, son: Argentina, Brasil, México, Egipto, Sudáfrica, Rusia, China, Turquía, Irán, India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Pakistán, Tailandia y Vietnam.