¿Qué es psicodélico?

Lo psicodélico es toda aquella manifestación artística que busca representar la experiencia psicodélica que se obtiene al consumir drogas psicodélicas como la mescalina, presente en los peyotes; la psilocibina, presente en los hongos alucinógenos; y el LSD (dietilamida de ácido lisérgico). El consumo de todas estas sustancias se promovió principalmente en la década de 1960, cuando el LSD comenzó a comercializarse para tratar problemas mentales y para llevar a cabo programas de control mental, como el proyecto MK-Ultra); aunque los efectos que esta sustancia provocaba y la apropiación que habían hecho de ella los movimientos contraculturales, como los hippies, desembocó en su prohibición. Aun así, las personas siguieron consumiendo estas sustancias y creando una estética a partir de estas experiencias de consciencia alterada, ligadas a la búsqueda de un sentido espiritual de la vida.

De esta forma, se puede encontrar expresiones psicodélicas en distintas disciplinas de artísticas y del diseño, así como en anuncios publicitarios. Ejemplo de ello son la música psicodélica, la pintura psicodélica, los carteles psicodélicos, la ropa psicodélica, el cine psicodélico, etc. Entre las principales características de los psicodélico en las artes visuales se encuentran los colores saturados, brillantes y con alto contraste; los patrones fractales y caleidoscópicos; introducción de fenómenos entópticos como los fosfenos; la composición a partir del lente de ojo de pez; y las miodesopsias; la presentación y superposición de distintos objetos en forma de collage; el exceso de detalle y estilización de los objetos; y las ilusiones ópticas.

En las artes visuales, el auge de las expresiones psicodélicas está ligada a la innovación de las técnicas de impresión, reemplazando la litografía por la impresión offset. Así, se tendió hacia el uso de láminas metálicas, los collages fotográficos y el uso de tintas más saturadas y en algunos casos fluorescentes. Como una forma de mostrar las posibilidades adquiridas, se popularizaron las ilustraciones y los carteles con espectros completos, es decir, con todos los colores del arcoíris. En la actualidad, los efectos psicodélicos pueden crearse por medio de softwares, lo que facilita su creación. En la década de los sesenta, la estética psicodélica tuvo mayor fuerza en San Francisco, donde se publicitaron las bandas del momento con carteles psicodélicos, llenos de colores, alteraciones de las formas y fuertes contrastes.

En la música, las principales características de lo psicodélico son los efectos de repetición y reverberación; el uso de estilos y ritmos no occidentales, principalmente asiáticos; letras surrealistas y esotéricas; largos solos instrumentales; uso de instrumentos electrónicos y sintetizadores; y predilección por efectos de estudio como los loops, el phasing, el backmasking y el panning. En un comienzo, la psicodelia llegó a la música folk, con bandas y artistas como The Holy Modal, John Fahey, Sandy Bull, Davy Graham, Bert Hansch y Donovan. Más tarde, surgió el rock psicodélico, que introdujo las guitarras eléctricas y los efectos de pedal. Ejemplo de esto son Cream, Pink Floyd, Soft Machine, Traffic, Janis Joplin, los Beatles y Jimi Hendrix. Después vendrían el pop psicodélico y el soul psicodélico.

Pese a su gran éxito durante la década de 1960, ligada a la popularidad de la contracultura, las expresiones psicodélicas cayeron en decadencia hacia finales de la década de los sesenta. Esto se debió a la prohibición del LSD por parte del Reino Unido y de los Estados Unidos, así como un creciente rechazo hacia los hippies por su forma de vida poco productiva para las sociedades capitalistas y su asociación con los crímenes perpetrados por la familia Manson, quienes asesinaron a Leno LaBianca, Rosemay LaBianca y la famosa actriz Sharon Tate. Además de esto, creció en la sociedad la preocupación hacia la adicción a las drogas y las consecuencias de su consumo, como la muerte de artistas como Brian Jones, Peter Green, Syd Barrett, Jim Morrison, Janis Joplin, Brian Epstein y Brian Wilson.

¿Quiénes son los principales artistas psicodélicos?

Entre los principales artistas psicodélicos podemos encontrar a:

Marta Minujín, Abby Martin, Alex Grey, Alton Kelley, Bob Gibson, Bob Masse, Brummbaer, Chris Dyer, David Barnes, David Vaughan, Donald Dunbar, Doug Binder, Ernst Fuchs, Gary Grimshaw, Gilbert Shelton, Grace Slick, H. R. Giger, Harold Thornton, James Clifford, John Hurford, John Van Hamersveld, Karl Ferris, Laurence Caruana, Lee Conklin, Leif Podhajsky, Louis Wain, M. C. Escher, Mark Boyle and Joan Hills, Martin Sharp, Mati Klarwein, Oleg A. Korolev, Pablo Amaringo, Peter Max, Rick Griffin, Robert Crumb, Robert Williams, Roger Dean, Scott Draves, Stanley “Mouse” Miller, Terry Gilliam, The Fool (design collective), Vali Myers, Vernon Treweeke, Victor Moscoso, Warren Dayton, Wes Wilson y William Finn.